Sábado, noviembre 17

Conoce el inframundo del reino maya

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

No son uno o dos: son miles de cenotes los que existen en la península de Yucatán, pero solo una parte de ellos ha sido estudiada.

Para los mayas, los cenotes son las puertas que guían al inframundo, el Xibalbá: lugar donde habitan los difuntos y reinan los dioses de la enfermedad y la muerte. Pero, por otro lado, algunas leyendas los señalan como lugares donde también se genera la vida y se resguardan tesoros naturales.
La oportunidad de explorar aquellos que están abiertos al público es una experiencia que brinda emoción, misterio y el acercamiento a una cultura ancestral y una valoración auténtica de nuestra rica y extraña naturaleza.
Los 7 Cenotes
Sotuta, Yucatán

A 50 minutos en auto desde Mérida está Sotuta, un pueblo que te guía al paraje de Los 7 Cenotes. La travesía comienza al adentrarse en la flora yucateca en bicicleta o caminando sobre senderos selváticos ya establecidos. Toda la infraestructura es muy rústica, pero cuenta con lo necesario para mantener seguros y entretenidos a quienes los visitan.
Mariposa Azul es el nombre del primer cenote al que se puede acceder. Para entrar hay que saltar de una plataforma de nueve metros o bajar una escalera por si no eres tan valiente. El Caracol está a poca distancia del cenote anterior y es una cueva en la que se observan estalactitas y diversa fauna marina.
En Arcoíris se cierra el paseo con broche de oro, porque, al completar la travesía, hay un menú de comida yucateca tradicional preparada por el talento local.

Xenotes
Cancún, Quintana Roo
Los amantes de lo extremo se pueden aventurar en el tour Xenotes de Experiencias Xcaret. Se lleva a cabo en un parque que está integrado por cuatro cenotes, cada uno lleva el nombre de un elemento. Todos son distintos entre sí: hay uno que está en plena superficie, uno que permanece semiabierto y otro que se oculta en una cueva. El último tiene forma cilíndrica, es decir, tiene paredes verticales a su alrededor, cubiertas por una “alfombra” de vegetación propia de la región.
En el camino tienes la oportunidad de esnorquelear, remar a bordo de un kayak y, si te atreves, lanzarte en una tirolesa. El recorrido es muy seguro porque se cuenta con el auxilio de salvavidas; además, todos los viajeros van equipados con chaleco salvavidas.
En su parte final, el tour incluye una comida.
Dos Ojos
Tulum, Quintana Roo

Las cuevas inundadas más cercanas al Pueblo Mágico de Tulum yacen en el parque Dos Ojos. En el territorio del Ejido Jacinto Pat se encuentran dos cenotes cercanos que se conectan por una gran caverna habitada por murciélagos. La presencia de estos animales es la razón del nombre “Dos Ojos”.En ambas formaciones se puede nadar, bucear o hacer esnórquel para apreciar las bellas tonalidades que el agua adquiere en su interior. Muy cerca hay otras pozas a las que se puede acceder, como El Pit, Jaguar, Nicte Ha y Misterio Maya. Algunas son cerradas y otras permiten zambullirse al mismo tiempo que se observa la frondosa naturaleza maya.
Río Secreto
Playa del Carmen, Quintana Roo

Maravilla y museo natural en el que se enseña la historia geológica a través de un recorrido a 25 metros bajo tierra. En estas cavernas inundadas se observan impresionantes estalactitas y estalagmitas. Puedes sumergirte para practicar esnórquel. Según el paquete que adquieras, en la zona también es posible hacer rappel y andar en bici.
Este refugio de color turquesa ofrece una experiencia exclusiva: es el Salón de la Paz, una caverna donde se aprovecha la oscuridad para hacer proyecciones de luz y sonido sobre la superficie de las rocas.

Fuente: https://www.am.com.mx/2018/06/04/viajes/conoce-el-inframundo-del-reino-maya-479352
Share.